jueves, 12 de diciembre de 2013

Vienen de Oriente...

... y no son los Reyes Magos, ¿qué es?

Al más puro estilo adivinanza, así comienza la entrada de hoy dedicada a dos productos que vienen de Oriente: por un lado, un producto cosmético, el khol kajal árabe y, por otro, los kilim o alfombras árabes.

Seguro que habéis visto imágenes de mujeres (y hombres) árabes, sobre todo del antiguo Egipto o los beduinos del desierto, con los ojos marcadísimos en negro gracias al khol kajal que no es más que un polvo de color plomizo elaborado a partir de ingredientes naturales. Su uso, además de para embellecer los ojos, es como colirio y protector ocular.


Como en España es dificilísimo encontrar un khol kajal puro y el que venden a turistas en países como Marruecos no es lo más recomendable para usar en la waterline, me decidí a probar el Khôl Kajal Queen Attitude de Bourjois, de tradicional forma cónica, sin parabenos y enriquecido con ceras y pigmentos naturales. Deja un trazado negro muy intenso y es muy sedoso por lo que puede ser utilizado tanto dentro como fuera del ojo.



En cuanto a los kilim, os invito a conocer su historia y ver como podemos utilizarlos en nuestra casa en mi colaboración semanal con Habitambientes


¡¡¡Espero que os guste!!!

5 comentarios:

  1. Me ha encantado!
    Iré a buscarlo.
    un beso.

    www.angelesydiablillos.es

    ResponderEliminar
  2. Es muy intenso, me gustaria probarlo, en cuanto termine el mio lo pruebo.

    ResponderEliminar
  3. Y como marca la mirada !!!

    Besos
    http://www.thetrendysurfer.com/

    ResponderEliminar
  4. Que chulada y que bonito queda!!besos

    ResponderEliminar